Barraca de pescadores de la Creu 

​En el marco de la Fiesta de la Sal de 2021 se inauguró la restauración y museización de una barraca de pescadores de la Creu para incorporarse a las rutas de patrimonio que se hacen desde el museo con reserva previa.

En todo el litoral se conservan barracas de pescadores o tiendas. Se construían a raíz de los varaderos donde se varaba la barca, para facilitar la carga y descarga de los utensilios de pesca y guardarlos dentro. Las más alejadas de los núcleos urbanos servían de refugio en caso de temporal. Esta barraca concreta, conocida popularmente como la barraca del Negre, se encuentra museizada con utensilios de pesca cedidos por familias de l’Escala como asas, remos, redes y otros aparejos de pesca.

En la zona conocida como la Cruz quedan cuatro barracas formando un interesante conjunto cercano al casco urbano. En 1948 Miquel Guri i Comas y Lluís Mas, Guallo, construyeron la primera barraca excavando la peña. En 1955 Ernest Colomer, Nesto Milleres, hacía la segunda. La tercera la construyó el maestro de obras Ramon Fajula, en 1958, para la barca de 22 palmos, del farmacéutico Vilà. En 1960 los hermanos Salart, hacían la cuarta

El ayuntamiento ha hecho visitable la primera, llamada la barraca del Negre. Cuando Jaume Guri i Mas, Negre, ya no la utilizó, cedió la llave a Mariano Callol, Zit quien la compartió con su hijo Rafael Callol hasta la década de 1990. Entonces dieron la llave a Josep Bofill  Tarra, hasta que en 2020 la cedió al Ayuntamiento de L’Escala, que la ha restaurado y la ha hecho visitable.

Cabe reseñar que este conjunto de barracas forman parte del expediente de un conjunto de inmuebles de l’Escala que están en proceso de ser declaradas BCIN en la categoría de Zona de Interés Etnológico por parte del Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya.

Se puede visitar en el marco de las rutas que se organizan desde el Museu de l’Escala. Para más información contactar con museu@lescala.cat o en el 972 77 68 15